Print Friendly, PDF & Email

BP acaba de anunciar que no incrementará su huella de carbono en los próximos 7 años.  Plantea que reducirá las emisiones fugitivas de carbono y metano en sus pozos de petróleo y gas. En conjunto, las medidas equivalen a una reducción de un 7% de las emisiones relacionadas con sus operaciones.

Por su parte, la meta de Shell pareciera más ambiciosas, pues, se ha comprometido a que en 2050 reducirá un 50% la huella de carbono derivada de sus ventas de energía. Shell invertirá en generación eólica, biocombustibles y vehículos eléctricos (The Guardian).

Hace algunas semanas Shell publicó un estudio energético advirtiendo de la necesidad de transitar rápidamente desde los combustibles fósiles a energías que no emitan CO2.

Desde hace algún tiempo que las petroleras están enfrentado acciones legales, y presiones de sus propios inversionistas, con el fin de enfrentar más decididamente el calentamiento del planeta como consecuencia del uso de combustibles fósiles.

Relacionados:

Aun no hay comentarios

Sea el primero en comentar.

Haga un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.