Print Friendly, PDF & Email

La irrupción de los bajos precios de las tecnologías eólica y solar fotovoltaica, también conocidas como energía renovable variable (ERV), está permitiendo un desplazamiento paulatino de las centrales convencionales. La ERV no contamina el aire, y no afecta el clima, ya que no emite carbono. Sin embargo, su generación no puede controlarse, pues, depende de la disponibilidad del viento o de la luz solar, lo que se traduce en costos de integración a la red.

Si los costos de integración son modestos, entonces, la transición a las energías renovables será rápida y eficiente. Un reciente estudio estima cuán relevantes son estos costos en el sistema eléctrico chileno.

LEA MÁS

Relacionados:

Aun no hay comentarios

Sea el primero en comentar.

Haga un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.