Print Friendly, PDF & Email

A comienzos de agosto Enel discrepó ante el Panel de Expertos respecto del cálculo de peajes por el uso del sistema de transmisión troncal correspondiente a 2017, publicado por el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) en julio de 2018.

El CEN en su informe asignó a las centrales generadoras un pago por uso de las instalaciones del sistema troncal considerando un único sistema interconectado, según la clasificación de instalaciones troncales y del Área de Influencia Común (AIC) ― un subconjunto de las instalaciones troncales — incluidas en el Decreto 23 T de 2015 —. Este decreto clasificó las instalaciones de los sistemas del Norte Grande (SING) y Central (SIC), operando de manera independiente e interconectados.

Con el sistema troncal y el AIC ya definidos, el CEN aplicó el mecanismo de asignación derogado por la ley 20.936, o ley de Transmisión de 2016. Esto se explica, pues, el artículo 25° transitorio de esta ley definió un largo período que dura hasta 2034, en que los generadores de ambos sistemas seguirán pagando peajes por sus inyecciones y retiros, estos últimos asociados a sus contratos de suministro, según las reglas de asignación del derogado artículo 78°. Los peajes asignados según las inyecciones de las centrales irán decreciendo gradualmente y serán asumidos por los clientes según las reglas establecidas en ese mismo artículo.

Enel solicitó que durante este período de transición, las inyecciones de las centrales generadoras paguen sólo peajes por aquellas instalaciones de transmisión asociadas al sistema eléctrico en el cual inyectan energía, vale decir, el SING o el SIC según corresponda. Esta empresa argumenta que este criterio de segmentación ya es aplicado en el artículo 25° a los grandes clientes — la ley se refiere a ellos como clientes individualizados, con una energía promedio anual contratada igual o superior a 4.500 MWh —, estableciéndose una separación comercial entre ambos sistemas para efectos del pago de los peajes de las instalaciones troncales. Es más, continúa el argumento de la empresa, los contratos de suministro firmados con anterioridad a la interconexión y la ley de Transmisión, tendrían incorporada esta misma regla de asignación de peajes, es decir, aquella basada en sistemas independientes, entonces, por coherencia, esta misma segmentación debería ser aplicada con las inyecciones de las centrales.

Cabe señalar que el complejo artículo 25° permite que convivan dos reglas diferentes de asignación de los costos de transmisión. La primera, se refiere a la asignación de peajes entre los generadores según sus inyecciones y retiros de energía, de acuerdo al régimen derogado. La otra regla, aplica sobre los clientes, y consiste en el cálculo de cargos únicos de peajes por el sistema nacional, sistemas zonales, sistemas adicionales y de polos de desarrollo de energía renovable.

La interconexión entre ambos sistemas fue un cambio sustancial en la topología y con consecuencias importantes, no sólo en la operación de las centrales, sino también en las prorratas que asignan los costos de la red entre los generadores, las cuales fueron originalmente calculadas para sistemas independientes. Esta no es la primera discrepancia relacionada con el complicado período de transición definido en la ley de Transmisión, de hecho, el Panel acaba de resolver una discrepancia relacionada con la asignación de los servicios complementarios de red en el Sistema Eléctrico Nacional.

You may also like

One Response Comment

  • yanez.eduardo  10/08/2018 at 5:19 pm

    Quizás sería interesante preguntarse sobre los efectos jurídicos de la rex 668/2017 de la CNE que dispuso “Téngase por conformado, a partir del 21 de noviembre de 2017, el Sistema Eléctrico Nacional por interconexión del Sistema Interconectado del Norte Grande con el Sistema Interconectado Central, para todos los efectos legales”.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.