Las ventanas inteligentes al variar la intensidad del tinte de sus cristales pueden controlar la frecuencia de la radiación de la luz solar entrante a un edificio. Con ello se logra controlar la luminosidad (luz visible) y el calor (radiación infrarroja) que entran al interior de una construcción a través de una ventana. La novedad es que los investigadores de la Universidad de Princeton recientemente lograron incorporar celdas solares al cristal de la ventana inteligente, así el nuevo cristal puede generar su propia energía empleando los rayos ultravioleta de la luz del Sol. El objetivo del equipo de Princeton es crear películas transparentes que se puedan aplicar a las ventanas existentes. De este modo, cualquier persona en su casa o…

.


Para continuar leyendo este contenido, se requiere un perfil de membresía con los permisos adecuados.

Si usted ya está registrado, por favor
INICIAR SESIÓN

De lo contrario, por favor
REGISTRARSE

.

You may also like