Print Friendly, PDF & Email

La prohibición tendrá efecto en algunas ciudades y sólo cuando se superen los límites máximos permitidos de concentración de óxido de nitrógeno. La prohibición afectará a los vehículos diésel y a gasolina aprobados con anterioridad a 2001 y 2014 respectivamente (New York Times).

Las ciudades no estarán obligadas a compensar a los conductores que no puedan usar sus vehículos.

Relacionados:

Aun no hay comentarios

Sea el primero en comentar.

Haga un comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.