Por Cristián Marcelo Muñoz Luego de las necesarias medidas decretadas por la Autoridad para detener el avance del COVID-19, la menor actividad económica se reflejó inmediatamente en un importante descenso en el consumo de electricidad. El sábado 14 de marzo Chile entró en la fase 3 del COVID-19, luego, a los días siguientes, el 16 de marzo, el Gobierno declaró a la epidemia en fase 4. Entre las medidas decretadas por la autoridad, se cerraron las fronteras marítimas y aéreas por 15 días, se establecieron multas y penas de cárcel por incumplimiento de cuarentenas, se prohibieron eventos públicos. Adicionalmente, se suspendieron clases en los institutos educacionales y se solicitó a la población, en la medida de lo posible, quedarse en…

.


Para continuar leyendo este contenido, se requiere un perfil de membresía con los permisos adecuados.

Si usted ya está registrado, por favor
INICIAR SESIÓN

De lo contrario, por favor
REGISTRARSE

.

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.